jueves, 6 de julio de 2017

Reseña "Ana, la de Avonlea"

Hola a tod@s ¿Cómo va la semana? Espero que genial, como podéis comprobar con el calor estoy subiendo menos reseñas y debo millones de comentarios, pero intentaré ir poniéndome poco a poco el día.

Título: Ana, la de Avonlea
Saga: Ana, la de Tejas Verdes #2
Autora: Lucy Maud Montgomery
Género: Clásico, Juvenil
Colección: Clásicos Juveniles
Editorial: Grupo Almuzara
Sello: Toromítico
Páginas: 292
Formato: Rústica con solapa
Adquirir aquí

Lucy Maud Montgomery. Escritora canadiense universalmente conocida por la serie de novelas que narran la vida de Ana Shirley, nació en 1874 en Clifton (actualmente New London), una pequeña ciudad de la Isla Príncipe Eduardo (Canadá). Tras la muerte de su madre, cuando ella contaba con menos de dos años de edad, su padre decidió dejarla a cargo de sus abuelos maternos, en Cavendish, para irse a vivir al oeste del país, donde volvió a casarse. De sus abuelos recibió una educación muy estricta, aunque dicha situación - crecer sola en la casa de dos personas mayores- estimuló su imaginación, provocando la chispa que le haría crear el personaje de Ana Shirley. Completó su formación en el Colegio Príncipe de Gales, en Charlottetown, y entre 1895 y 1896 estudió literatura  en la Universidad de Dalhousie, en Halifax, Nueva Escocia.
En 1898, tras haber trabajado como maestra en varias escuelas, regresa a Cavendish para cuidar de su abuela, que había quedado viuda. Se casó con Ewan Macdonald, un ministro presbiteriano, y se mudó a Ontario, donde su marido se hizo cargo de una iglesia. La pareja tuvo tres hijos: Chester Cameron, Stuart y Hugh Alexander, quien murió al nacer, en 1914. El resto de su obra la escribió fuera de la Isla Príncipe Eduardo, ya que después de su matrimonio nunca regresó en vida. Falleció en Toronto en abril de 1942 y fue enterrada en el cementerio de Cavendish, cerca del lugar en el que creció.
Es en 1898, al regresar a Cavendish, para cuidar de su abuela, cuando comienza a escribir los relatos que darían lugar a su mayor creación: la serie de Ana Shirley (ocho libros que narran su vida, desde la niñez hasta la edad madura).
El primero de ellos, Ana, la de Tejas verdes (Anne of Green Gables), publicado originalmente en 1908, narra la llegada de la inteligente y deslenguada Ana -a la que el propio Mark Twain consideró la niña imaginaria más encantadora que se había creado desde la inmortal Alicia de Carroll- a su hogar adoptivo en Avonlea, un pueblecito (ficticio) situado al norte de la Isla del Príncipe Eduardo. Tejas Verdes, la prpiedad de Marilla, su madre adoptiva, será el centro de su universo infantil y el lugar donde, al fin, podrá sentirse parte de una familia.
Desde que llegó a Tejas Verdes siendo una imaginativa niña pecosa de 11 años, que a pesar de su facilidad para meterse en líos se ganó el cariño de toda la gente de Avonlea, Ana se ha ido haciendo mayor y llega ahora el momento de convertirse en una joven mujercita. A sus dieciséis años ha madurado mucho, aunque una gran parte de ella sigue siendo tan rebelde como su rojo cabello.
En Ana, la de Avonlea, el tierno personaje creado por la canadiense L. M. Montgomery se enfrenta a nuevos retos como maestra de la escuela y fundadora de la Sociedad de Fomento de Avonlea, sociedad juvenil pensada para la mejora del lugar. Su imaginación y su vitalidad seguirán haciendo que se vea envuelta en divertidos malentendidos y nuevos problemas que tendrá que resolver. Mientras Ana Shirley se convierte en una mujer, sus aventuras y ocurrencias nos divertirán y tocarán nuestro corazón.
Como siempre, antes de comenzar con la opinión personal quiero agradecer a la editorial Grupo Almuzara, en concreto, al sello Toromítico por el ejemplar.
Hoy os traigo la reseña del segundo libro de las aventuras de Ana Shirley, el primero Ana, la de tejas verdes me gusto mucho y estaba deseando continuar con sus aventuras.
La reseña puede contener spoilers de la primera parte.

"La niña imaginaria más encantadora que se ha creado 
desde la inmortal Alicia de Carroll" (Mark Twain)

Tras la muerte de Matthew y la posibilidad de que Marrilla se quedara ciega, Ana renunció a la enseñanza pero gracias a Gilbert consiguió trabajar como maestra en la escuela de Avonlea.
En este segundo libro narra las aventuras de Ana como maestra de escuela de Avonlea, donde tratará de inculcar con amor y el desarrollo de la imaginación, tratando de lograr el cariño de todos sus alumnos, uno en especial logrará cautivar el corazón de Ana y se convertirá en su alma gemela.
También asumirá junto con Marilla la crianza de los mellizos Davy y Dora, en especial, del travieso Davy que no parará de hacer travesuras.
A pesar de tener ya 17 años Ana seguirá haciendo de las suyas, pero también cautivará el corazón de nuevos personajes: Harrison (su nuevo vecino, y su loro, malhablado, Ginger) o la señorita Lavender, la dama de la casa de los ecos.
Junto con sus viejos amigos formara la Sociedad de Fomento de Avonlea, con el objetivo de convertir la pequeña ciudad en un lugar más bello, aunque sufrirán algún que otro inconveniente.

Tengo que reconocer que cuanto más leo las aventuras de Ana, más me enamoro de este personaje, adoro cada una de las aventuras que vive y que me sacan más de una sonrisa.
Aunque la única pega que le puedo poner a este libro es la ausencia de mi querido Gilbert Blythe, que ha salido bastante menos que en la primera parte.
Como dije en la primera parte, y lo sigo manteniendo, las aventuras de Ana Shirley, las pueden disfrutar tanto niños como adultos, y yo por mi parte espero y deseo continuar con las aventuras de nuestra querida Ana.

¿Lo habéis leído? ¿Tenéis intención de leerlo? Como siempre espero que os guste la reseña y que me dejéis vuestras opiniones.
Un beso, y hasta la próxima.

6 comentarios:

  1. ¡Hola! ^^
    Le tengo muchas ganas a esta saga, porque de pequeña veía los dibujos animados, y me encantaban. Tengo claro que la leeré algún día, pero creo que aun tardaré un tiempo, porque ahora mismo no me apetece empezar una saga tan larga. Ya me quedo por tu blog :)

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola bonica!
    A mi de vez en cuando me gusta leer algún libro infantil, te hace pensar y ver las cosas de otra manera. Además este parece como tu bien dices que puede leerse a cualquier edad, porque los clásicos no pasan de moda.
    ¡Felices lecturas!

    ResponderEliminar
  3. Holaa
    Pues no conocía la saga, la verdad, no creo que sea una novela para mí pero veo que la estás disfrutando y eso me alegra mucho
    Gracias por tu reseña ^^

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    He leído la reseña ya que de momento no tengo pensado leer ninguna de las dos historias y tampoco le he dado mucha importancia a los spoilers, ya que no conozco a ninguno de los personajes. Me alegro de que te gustaran tanto las dos partes pero a mí no me llama mucho la atención. Gracias por la reseña.

    Nos leemos.
    ¡Besos!😘

    ResponderEliminar
  5. Hola preciosa!
    A mi nena les encanta estos libros, muchas veces he estado tentada por leerlos pero con tantos pendientes no me he decidido.
    Genial reseña!

    Besotes! 😘😘😘

    ResponderEliminar
  6. Hola!

    Siempre me digo que debo leer mas clasico pero a la hora de la verdad casi nunca me pongo con ellos.

    Disfruta de tus proximas lecturas tanto o mas que de esta

    Mil libros 😘😘

    ResponderEliminar

Wow, vas a comentar, eso me hace muy feliz, pero tengo que advertirte de que si es SPAM puede que tu comentario sea eliminado.
Mil gracias